Procedimientos de la inspección del calzado

CONTROL DE CALIDAD

shoe quality Inspections

Todo el esfuerzo para elaborar calzado se pierde si no se fabrican con la calidad para cumplir los estánda­ res. Se requiere un ojo crítico en cada paso: cortado, aparado y montado.

Todas las grandes marcas imponen programas de calidad muy estrictos con muchos inspectores en la fábrica.

Inspección de la calidad del calzado: cómo inspeccionar un modelo

Una vez que se aprenda a inspeccionar de manera profesional un par de zapatos, o zapatillas, nunca se volverán a ver de la misma manera. La calidad es una característica muy importante para cualquier par de zapatos que se fabrique, compre, o venda.

Saber cómo realizar una inspección de la calidad es una habilidad crítica para diseñadores, desarrollado­ res, y directores de producto. Cuando llega una nueva muestra, es fundamental inspeccionar el material, los detalles del aparado, y la mano de obra. Inspeccionar un zapato es una buena habilidad para tener como cliente al llegar a una tienda. En este capítulo se enseña cómo clasificar e inspeccionar un zapato de manera profesional.

Definición de calidad en la inspección de calzado.
Clasificaciones “A”, “B”, “C”:

Calzado con clasificación A:

Calzado sin defectos funcionales o estéticos que perjudiquen la venta del calzado. Modelos de alta calidad que estéticamente se ven bien, y calzan correctamente. Una clasificación A debe seguir las especificacio­ nes de producción, y coincidir con la muestra de confirmación aprobada.

Calzado con clasificación B:

Calzado sin grandes defectos funcionales que puedan causar lesiones al usuario. Estos zapatos pueden tener defectos estéticos, errores de producción, o problemas en la mano de obra que no se pueden arre­ glar adecuadamente. Estos modelos cuentan con descuento, o se mandan a mercados con mayor tole­ rancia a los defectos superficiales.

Calzado con clasificación C:

Calzado con defectos funcionales importantes que pueden causar lesiones al usuario, o defectos super­ ficiales importantes que no se pueden reparar. Así mismo, también se incluyen en esta clasificación si tienen una mano de obra deficiente, materiales defectuosos que puedan acortar la esperanza de vida normal del zapato, o dañar la reputación de la empresa. Los zapatos con clasificación C deben ser des­ truidos.

Cómo inspeccionar un zapato

Los principales puntos en una inspección son los siguientes:
1. ¿Es este el modelo correcto?, ¿hacen par?
2. ¿Está limpio?
3. ¿El modelo sigue la ficha técnica?
4. ¿El aparado es de buena calidad?
5. ¿Está dañado en alguna zona?

Procedimientos de la inspección del calzado
Procedimientos de la inspección del calzado

El primer paso en cualquier inspección, es revisar el embalaje.
Según el modelo, ¿está la zapatilla en su caja correcta?
¿La caja está en buenas condiciones? Hay que asegurarse que la caja no esté dañada, o sucia.
¿La caja es del tamaño correcto? Los zapatos no deben colocarse apretados dentro de una caja pequeña. Hay que comprobar que la información de la etiqueta de la caja coincide con el color, el modelo y el ta­ maño del modelo.
Hay que verificar todas las etiquetas que cuelgan para asegurarte que corresponden con el modelo. Saca las zapatillas de la caja.

¿Hay un pie izquierdo, y un pie derecho?

¿Los zapatos son de la misma talla y color? Verifica la información de la etiqueta que está en la lengüeta.
En la fábrica no resulta difícil mezclar una talla 7 del pie izquierdo, junto con una talla 7,5 del pie derecho en la misma caja.

Con las dos zapatillas en la mano, colócalos suela con suela.
Examínalos para ver si son simétricos. ¿Coincide la longitud? La talla puede coincidir, pero hay que mirar que realmente tengan el mismo largo.

Ahora, sosteniendo las zapatillas por la suela, coloca el corte cara a cara, y gíralos. En este punto, se revisa que las piezas estén alineadas. Comenzando por la parte delantera, gira las zapa­ tillas para alinear: punteras, palas, piezas super­ puestas, carrilleras, ojetes, etc.

Aprovecha que tienes las dos zapatillas en la mano, y mira que los colores y el acabado coinci­ da para ambas zapatillas.

A continuación, sujeta las zapatillas por los talon­ es.
Mira que el corte asiente en recto sobre la suela. Verifica que el eje central del corte no esté girado.

Después, juntando los talones, mira que la altura de las piezas y el hueco coincidan.

Una inspección completa incluye que el modelo se revise por dentro, y por fuera.

Después de analizar el exterior, es el momento de empezar con el interior. Mira por dentro del hueco de la zapatilla. ¿Está el forro limpio y sin arrugas? Pasa la mano sobre el escote, trata de detectar cualquier bulto, o traza de pegamento. Para zapatos de piel, mira si hay algún clavo o grapa. En calzado deportivo, asegúrate que la plantilla esté recta, nivelada y correctamente ajustada. Si es demasiado pequeña, la plantilla bailará; si es demasiado grande, la plantilla se arrugará o se ondulará.

A continuación, inspecciona el forro de la lengüeta para detectar cualquier arruga o bulto. Coloca tu mano dentro para inspeccionar la pala y el tope de la puntera. Toca desde la punta por la plantilla para detectar posibles arrugas. Mira si hay alguna costura dura en el interior.

Por último, inspecciona los cordones; que sean demasiado largos no es ningún problema, pero si son demasiado cortos, menos de 15cm sobre el ojete superior, hay que arreglarlos.

obtenga más información

Older
Cómo empezar tu propia empresa de calzado
Newer
Manufacturing and Importing Your Shoes
Shopping cart
%d bloggers like this: